jueves, 11 de julio de 2013

Cambio de aires, nuevo hogar.

Estoy muy ansiosa y entusiasmada, cual adolescente enamorada, pero en mi caso, de la vida. 

No contenta con cambiar rutundamente mi vida teniendo un hijo hace escasos 3 meses, hemos decidido finalmente con mi marinovio que es hora de mudarnos. ¡¡¡¡Yupiii!!!! 
Y no festejo porque ame las mudanzas en sí mismas, por dios no que no estoy tan loca. Pero estaba tan cansada de vivir en una casa llena de humedad, hongos y ruido de construcciones aledañas, que no puedo estar mas que saltando en una pata por el inminente traslado. 
A diferencia de tantas otras veces, encontrar un nuevo "nido" no nos llevó nada de tiempo. Gracias a mi amiga internet (es tan eficiente que claramente tiene que ser mujer) y a las ganas de irme que tengo, en dos días pude liquidar el asunto. Mi lema fue "si ves algo que te gusta y está dentro de tu rango de precio y tus expectativas, para de buscar". Y bueno, así fue como después de unas cuantas horas de navegación en la web, 5 llamados telefónicos y una sola visita a una casita (horrible y húmeda, mas de lo mismo digamos) encontré en internet un aviso con fotos que cumplía todos mis requisitos. Llamé, lo fuimos a ver, nos gustó, y ¡voilá! Seña de por medio, ya estamos esperando que nos llamen para firmar el contrato, y si todo sale bien, el fin de semana tendremos la llave en nuestras manos. 
Al fin nuestro bebesín va a tener su propia habitación, y a la vez vamos a poder tener también nuestro pequeño estudio, que era algo que tuvimos que resignar en la casa anterior ante la llegada del niño (ambos dos padres adultos responsables somos estudiantes crónicos, terminamos una carrera y ya estamos iniciando alguna otra cosa, por ello el amor por el estudio como espacio necesario).

Así que ahora estoy meta mirar fotos de decoración en Pinterest, para "inspirarme". Es gracioso porque nuestros muebles lloran pena al lado de lo que se ven en las fotos, pero imaginar no cuesta nada, y con un poco de amor, estoy segura que nuestra casita nueva va a quedar de lo más acogedora.

Les dejo unas fotitos que me inspiran para decorar nuestra nueva casita (en realidad es un departamento, pero le digo casita porque me gusta mas la palabra y lo siento con más calidez de hogar).
Besos!
El living de ensueño (no tengo nada ni remotamente parecido)

El comedor soñado (ni la vista, ni los muebles...solo las ganas, y una taza
 como esa de arriba de la mesa)

Como para desayunar leyendo el diario...aaaahhh!!! (mientras
no me llore el niño, todo es posible).
Otra zona de relax.

En la cocina, no es tan imposible lograr algo parecido...veremos
que sale.
























































PD: Es un chiste comparar estas fotos hermosas con las cosas que realmente tengo, jajaja. Pero al menos algo tengo en claro: me gustan las cortinas blancas y la claridad.




Todas las imágenes fueron tomadas de Pinterest.com (excepto el croquis, ese lo hice yo).