martes, 26 de noviembre de 2013

Resúmen del año

A pesar de que todavía falta un mes y poco para terminar el año, y 29 días para que termine mi jornada laboral (no es que esté contando, nada que ver), tengo el cuerpo cansado, las manos resecas y los ojos agotados por todo lo hecho, visto y acometido este bendito 2013 que se va, pero que todavía no termina.

Algo así es el vestidito, pero con más escote.
Comencé dando a luz en Abril. En Julio me mudé de casa. No contenta con todo, dentro de un mes...me caso! Así que también estamos con la organización del casorio, que de algo sencillo y en familia, paso a ser una fiestita al medio día, con 100 invitados. Y el vestido que tuve que mandar a hacer, y el salón que hubo que encontrar porque estaba todo reservado (y nuestro presupuesto es escaso), y el menú, la lista de invitados, las tarjetas, el chupi, la música. Y mientras tanto, pongo todo de mí para dar lo mejor en el trabajo y terminar de cursar mi posgrado (si Jebús quiere, el 7/12 es la última clase!!)... Y el cuerpo se da cuenta.

Pero estoy contenta, siento que fue un año de grandes pasos al frente. Nos hicimos más adultos de repente. 

Tomo la manito de mi bebito entre las mías, y en la comparación, veo las incipientes marcas que comienzan a aparecer en el dorso de mis manos (y corro a ponerme crema). Y ya me encuentro poco tolerante a comentarios frívolos sobre moda (a pesar de que me encanta el tema), a los chismes y las discusiones superficiales. Lo quiera o no, cuando una empieza una familia, las cosas cambian rotundamente, y ya se pierde interés en cosas que antes ocupaban un poco o mucho de tu tiempo. Se dejan de tener cosas en común con quienes antes eran tus amigas; una ya no tiene tiempo para andar pensando, por ejemplo, en que dijo fulanito o que pensó sutanita cuando le dije tal cosa, porque ahora el bebé tiene hambre y necesita pañales. Ni en que tengo tantos kilos de más, o que no tengo ropa de moda, porque el bebé crece todos-los-días, y él sí que necesita estar cómodo y abrigadito para crecer sano. 


Me encantaría ser una mamá de tacones y piel bronceada, pero lastimosamente soy una mamá trabajadora y estudiante, que necesita usar chatitas cómodas (o zapatillas) para correr de un lado para otro, que todavía usa los pantalones de futura mamá porque la ropa no le entra y no puede comprarse un guardarropas nuevo, y que parece un fantasma blanco fluorescente porque lo que menos tiene es tiempo o ganas de tirarse al sol a ver pasar la vida. 


¿Pero saben qué? Tengo el bebé más hermoso y bueno del mundo, que nunca llora, duerme de corrido 9 horas y se levanta con una gran sonrisa de dos dientes. Y también tengo el mejor novio/futuro marido que se pueda pedir, buen padre, afectuoso en demasía, compañero, amigo...todo.






Acá estamos los tres, en plena mudanza



Así que, en definitiva----fue un buen año, y hasta ahora, sin duda, una buena vida. 


4 comentarios:

  1. Pero que bebé más lindo!!! no me extraña que estés contenta, radiante y que todas esas tonterías de la moda, la belleza y los chismes te resbalen, con esa cosita linda que tienes en casa. Enhorabuena y felicidades por tantos cambios tan buenos en este año, y muchas felicidades también por esa boda que en principio iba a ser "pequeñita" y acabará siendo multitudinaria... jjuujuju (conozco alguna más así) ... y por cierto, con kilos de más y blanca fluorescente, estás guapa igual, ya quisiera más de una.... ;)
    Que tu bebé siga creciendo tan sanote y guapo y que su papá y tú lo disfrutéis todos los días.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Susana, siempre tan amable y con las palabras justas. Vi los cambios que hiciste a tu blog, te quedó es-pec-ta-cu-lar!!!
    Gracias por los halagos también, y por leerme siempre (mi única lectora me parece, jajaja).
    Gran abrazo!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola, Alina! Este es el primer post que leo en tu blog y me encanto! ;) Felicitaciones por tu bebe, el futuro casorio y por tener las prioridades claras ;).

    Que tengas una excelente semana!

    Miki.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miki, por pasar y por las felicitaciones.
      Buena semana para vos también!
      Alina

      Eliminar