lunes, 13 de enero de 2014

Vacaciones...agotadoras vacaciones.

La Familia Felíz

Buenas y santas estimados angelillos que tienen la bondad de visitarme.

Estoy de vacaciones...y estoy agotada. Esto de la maternidad no es para cualquiera, ya lo he dicho alguna vez y lo sigo sosteniendo.

El 27 de diciembre pasado, finalmente, y después de mucho presionar (no mentira, que tanto no presioné), me he casado!!! Con el "padre de la criatura", claro está.

Saliendo del registro Civil
Nos casamos sólo por Civil, sin ceremonia en iglesia (porque no somos católicos, ni practicantes de ninguna religión en particular). Después, hicimos una fiestita, al mediodía, bastante íntima pero no por ello menos ruidosa y divertida. Asistieron unas 70 personas, de las 100 que habíamos invitado, y como en mi ciudad hace un calor de perros en Diciembre, pleno verano (40° a la sombra), la cerveza corrió como agua fresca de manantial, y bueno...así quedamos todos. Pero felices, eso si.

Fresca...
Mesa de tartas dulces.

Muchas cosas no salieron como estaban previstas, empezando por el pequeño detalle de mi vestido, que quedó bastante diferente de como lo tenía en mente, pero bueno, ya estoy acostumbrada a que la ropa me quede como el trasero, así que mucha pelota no le di, y me dediqué a divertirme. Después, si alguien quiere, me puede dar consejos de cómo vestirse medianamente bien sin ser multimillonaria. No se si soy yo que tengo mal gusto, si es porque soy grandota y estoy un poco pasadita de peso después del embarazo, o qué, pero ando de lo más mal entrazada por la vida, y eso me da bastante bronca, porque me gusta la moda y me gustaría verme mejor, pero NO ME SALE!!! Snif....


Grullas, decoración hecha por mí y con ayuda de dos amigas.


Según me fueron diciendo después, todos la pasaron de diez, y muchos no se acuerdan como volvieron a sus respectivos hogares, pero de alguna forma llegaron, y eso es lo importante.



Finalmente, al otro día, después de múltiples vasos de agua y analgésicos, me puse a ver las fotos, y Dios Mío!!! En el 90% estoy haciendo caras raras y muecas...impresentable....¿seré muy expresiva y nunca me di cuenta? Pero bueno, así es la vida, y hay que reírse para no llorar, digo yo.
Tirando el ramo, de forma muy poco elegante.

Ahora, volviendo al tema del título de este post...estoy agotada!!! No es que no quiera estar de vacaciones, pero resulta que nadie me dijo que si uno tiene un bebé de 9 meses, en las vacaciones no se descansa un cogorno!!! Pero che. Yo que quería dormir hasta tarde, levantarme y tomar mate hasta el medio día, leyendo un libro...y después almorzar y quizá dormir una siestita... Nop. A las 5:30 am el niño se levanta, pila pila, y comienza un día cargado de juegos, pañales y papilla por todos lados. Con solo una siestita a media mañana (que es en este mismísimo momento, el cual estoy aprovechando para escribir este post), después es el día entero dedicado a cuidar que el niño no se rompa la crisma contra el borde de algún mueble, o arrojándose de su sillita o cochecito. Finalmente, a las 21 hs, el niño decide que es suficiente diversión en el día, y pide para que lo acostemos a dormir. Y mami y papi no dan más de cansados, se bañan, cenan, una lectura de media hora en la cama y...zzzzzzzz! 

Y así están las cosas país.

Volviendo ahora a lo de los tips para no ser tan crota, y a ver si alguien  me enseña a vestirme mejor, el tema es así. Mucho de lo que era mi ropa hace año y medio, no me queda porque tengo 10 kilos de más que no logro perder. Me las vengo arreglando con lo que puedo, algunas cosas me compré, otras me regalaron, pero de repente comencé a compararme con otras mamis de mi edad (tengo 30 pirulos), y comencé a notar que me visto muy pero que muy mal. Y me pregunté ¿podría verme mejor, aun pasadita de peso? y la respuesta es ¡claro que si! El  tema es que no se como combinar la ropa que tengo, y siempre termino vestida medio a lo marimacho. Entonces, mi pedido es a ver si alguien se anima a darme algún consejo, o quizá algún link a alguna página que pueda visitar que me sirva de guía para lucir mejor...yo, agradecida.

Bueno, antes de que se levante el niño, tengo algunas otras cosas que hacer, así que hasta aquí llego hoy.

A veces me pregunto "¿en qué estaba pensando este muchacho
cuando decidió casarse conmigo...?"

Les dejo una foto de las tantas 
impresentables que tengo, para alegrarles 
el día. Besos!!!